PLAZUELAS. Zona arqueológica chichimeca.

Publicado por IngridMichel en

El domingo 10 de junio tuvimos el primer paseo bajío.

Fuimos a la zona arqueológica de Plazuelas en el Municipio de Pénjamo. La ocupación de este sitio se dio entre 600 y 900 d.C.,

Tiene un museo de sitio muy bonito y muy interesante. Los niños estuvieron geniales, leyendo las explicaciones de las cosas que ahí había y super bien portados.

De acuerdo con lo que el mismo Instituto Nacional de Antropología e Historia de México INAH, nos cuenta en su página oficial del sitio, transcribimos lo siguiente:

«Descripción del sitio

Sobre tres laderas que separan dos barrancas –Los Cuijes al oeste y Agua Nacida al este–, los edificios fueron construidos de manera dispersa, comunicándose entre sí a través de largas calzadas y veredas que suben y bajan entre los cerros, y en donde un manantial, El Agua Nacida, es el punto de confluencia de ellos. Al norte, el límite de esta antigua ciudad es la sierra de Pénjamo; al este hay otras laderas, parte de las estribaciones sureñas. Bordeando las orillas superiores de las barrancas sobresale un afloramiento rocoso que fue usado como banco de material para la construcción de los edificios y para tallar sobre él diversas imágenes con referencia a símbolos mágicos y religiosos.

Además, durante  las excavaciones se hallaron, al pie de la ladera oeste, cuatro fragmentos diseminados de una escultura de 2.60 metros de largo, que debió estar colocada en posición vertical a manera de marcador, y posiblemente funcionaba como símbolo de fecundidad. Los fragmentos tienen grabados distintos motivos, similares a los de las piedras que rodean Plazuelas.

Al entrar por el lado oeste sobresale en primer plano un pequeño edificio que se ha identificado como palacio, lugar de reunión de gobernantes, nobles, sacerdotes y guerreros. Bajo una de las columnas de este palacio fue depositada una escultura pintada de rojo, que asemeja una serpiente emplumada con las fauces abiertas de la que emerge el rostro de un personaje ataviado con collares.

Los petrograbados de Plazuelas

Otra particularidad de Plazuelas son los miles de petrograbados que se encontraron en las orillas de las barrancas sobre afloramientos rocosos de toba riolítica, tallados en bajo y alto relieve. En sí, estos elementos convierten a Plazuelas en un sitio muy complejo. El ángulo del reflejo solar es determinante para su observación, tal parece que hubieran sido talladas para apreciarse sólo por momentos a diferentes horas del día. En esta inmensidad de petrograbados sobresale la representación en miniatura de Casas Tapadas. En ella están ilustrados todos sus elementos arquitectónicos, lo que sirviera de guía para orientar las excavaciones durante el proceso de restauración.

A pesar de los avances en la exploración, Plazuelas sigue siendo un lugar de grandes incógnitas. El diseño y ornamentación de sus edificios evoca una y otra vez el antiguo culto a los dioses que personificaban el agua, la tierra, el fuego y el viento, elementos indispensables para la reproducción de la vida, entre los que destacan los atributos de Tláloc, dios de la lluvia, señor del tiempo agrícola. Por otra parte, la combinación de los diseños tallados en las rocas y las representaciones arquitectónicas distintivas de regiones cercanas y lejanas, confirman a Plazuelas como un centro que aglutina la complejidad del pensamiento de los diversos pueblos que formaron parte de la civilización mesoamericana.»

Plazuelas, zona arqueológica. Primer Paseo Bajio

Fue una mañana muy bonita. Consideramos que esta zona arqueológica esta super a gusto para recorrer ya que tiene muchos árboles que dan muy buena sombra. Así, el recorrido se hace mas tranquilo, sin tanto sol y con estos hermosos lugares para descansar un ratito.

Los niños encantados trepando a los árboles. Corrían de un lado a otro. Se divirtieron mucho y también aprendieron mucho.

Después de la zona arqueológica nos fuimos a la Tequilera Corralejo, donde dimos un recorrido y probamos algunos destilados y licores de sabor que están muy ricos.

El lugar esta muy bonito, fresco y casi todo el recorrido es bajo techo. No tiene costo la entrada. En una de las tiendas venden unos deliciosos quesos que no te puedes perder de probarlos. También el producto que se llama Horus, es un licor de chocolate, que te recomiendo comprar para tener en tu casa.

 

En una parte de la Hacienda Corralejo, tienen unas mesas con billetes y monedas de muchos países y de muchas épocas, también tienen algunos recuerdos de visitantes distinguidos y tuvimos el honor de que nos invitaran a dejar el logo de Familiando Ando Viajando bajo el cristal, así que si van a visitar esta tequilera ¡nos buscan en las mesas! y nos avisan que si nos vieron subiendo la foto al facebook o instagram y etiquetando a familiando ando viajando o con el hashtag #familiandoandoviajando.

 

Si aún no nos sigues en redes sociales, te invitamos a seguirnos puedes encontrarnos en Facebook, Instagram y Pinterest.

¿Aún no sabes que hacer este verano? quizá nuestros artículos te pueden ayudar a planear un paseo familiar, no te los pierdas.

 

 


1 comentario

Marimar · 11 julio, 2018 a las 19:39

Se ve que estuvo padrísimo! no me pierdo el próximo, esta vez teníamos un compromiso familiar y no pudimos ir! gracias por compartir

Me encantaría saber que te pareció el artículo, comenta aquí:

A %d blogueros les gusta esto: